¿Hasta dónde irá el internet de las cosas?

Todos los días se habla del internet de las cosas. Pero, ¿Qué es? En grandes rasgos, el internet de las cosas, se refiere a la revolución entre las relaciones de los objetos convencionales y las personas e incluso entre los propios objetos. En otras palabras, se trata de la digitalización del mundo físico, o lo que es lo mismo, que todos los objetos tradicionales se conecten con la red y también se sincronicen entre ellos mismos para ofrecer un servicio mucho más pleno y eficiente.

De este modo, esta idea pretende potenciar que objetos que años atrás se conectaban a través de un circuito cerrado, lo hagan ahora globalmente mediante las redes para interactuar entre ellos. Un ejemplo muy sencillo de esto sería que al sonar nuestro despertador, la cafetera inmediatamente empezara a calentar el café.

 

Se calcula que para 2020 alrededor de 26.000 millones de dispositivos estarán conectados al IoT.

 

Para entender mejor que es el Internet de las Cosas y cuál será su alcance, proyectamos los siguientes escenarios:

 

Uso doméstico

La domótica, donde en la actualidad ya se puede, por ejemplo, encender la calefacción, abrir y cerrar las cortinas, activar o desactivar un sistema de seguridad, etc, todo a través de un teléfono móvil antes de llegar a casa. Pero IoT irá más allá, donde nuestros electrodomésticos podrán tomar decisiones por nosotros, donde nuestras neveras de podrán llegar a encargar a una tienda online que envíe lo que necesites a tu domicilio cuando detecte que tus existencias están a punto de acabarse.

 

Uso personal

A través del uso de wearables, los dispositivos que vistamos adquirirán todo tipo de funciones. Por ejemplo, un reloj inteligente que portes en tu muñeca será capaz de guiarte en el interior de centros comerciales y conducirte de forma directa hacia el producto que estás buscando.

 

Uso empresarial

El IoT encontrará multitud de aplicaciones. Desde en el campo del marketing hasta en el de la producción industrial, el número de usos IoT para la empresa será innumerable, de forma que es algo que hoy apenas empezamos a vislumbrar.

 

El internet de las cosas, no es una idea reciente, desde hace más de dos décadas diversos sectores trabajan en la idea de hacer lo más interactivo posible todos los objetos con uso cotidiano para alcanzar lo que muchos denominan “el hogar inteligente”, así como también las “ciudades inteligentes”.