¿Qué pasa cuando la información en tu negocio es guardada a la antigua?

Hay muchas formas de guardar información y puede que la más atractiva para cualquier empleado no sea específicamente en los archivadores de antes.

 

 

Aunque sea un orgullo y pueda ser merecedor de aplausos poder pasar el reto de encontrar un archivo, no es precisamente la tarea más emocionante ni la más rentable para la empresa. Pues estamos seguros que nuestro amigo querrá pasar mayor tiempo lejos de su labor de “Encuentra y Reinarás”.

 

 

Ahora, ya no tienes que sumergirte en un mar de papeles y gastar tiempo innecesario en la búsqueda. Una empresa que busca ahorrar tiempo, aumentar la productividad de sus colaboradores y tener la información a la mano solo debe escoger el tipo de almacenamiento que mejor se adapte a su empresa.

 

Hoy más que nunca, los negocios se basan en la velocidad, en la agilidad, y en la tecnología flash; un medio de almacenamiento de alto octanaje que dinamiza los procesos y hace todo posible.

 

Con ASIC + IBM Flash Storage, puedes hacer que todo funcione.

 

¿Cuál es este tipo de almacenamiento?

 

Es un medio de almacenamiento generado para proteger electrónicamente los datos. El medio está diseñado para su eliminación y reprogramación de forma electrónica. La tecnología flash representa un cambio en informática, y mediante la eliminación del retardo de rotación y el tiempo de búsqueda, brinda órdenes de respuestas de magnitud más rápidas que el disco giratorio tradicional. También representa un avance en el rendimiento de las operaciones de almacenamiento (I/O) y proporciona la base para la nueva era digital.

 

Con este tipo de tecnología nos ajustamos a cualquier entorno de almacenamiento y cargas de trabajo, acelerando y optimizando la operación, rentabilidad y confiabilidad de cada negocio.