La data es el nuevo petróleo y Machine Learning, la nueva forma de explotarlo.

Al día de hoy, más de 3.700 millones de personas están conectadas a internet, cifra que representa cerca de la mitad de la población mundial y que genera oportunidades tan valiosas como el mismo petróleo.

Cada vez las empresas generan una mayor cantidad de datos de datos y es tanta la información que humanamente es imposible administrarla, compararla o encontrar patrones que revelen conductas clave de los consumidores.

 

Machine Learning hace parte de la inteligencia artificial y busca cómo dotar a las máquinas de capacidad de aprendizaje a través de la data, esto quiere decir que con datos de calidad, las tecnologías adecuadas y el análisis correcto, es posible crear modelos de comportamiento para analizar datos de gran volumen y complejidad. Además, los sistemas proporcionan resultados rápidos y precisos sin intervención humana, incluso a gran escala dando como resultado predicciones de gran valor que ayuden a tomar las mejores decisiones y a desarrollar mejores estrategias de negocio.

 

El Machine Learning puede ser tan poderoso como tu imaginación, a continuación algunos ejemplos de en qué utilizarlo:

 

• Predecir de fallos en equipos tecnológicos

• Recursos humanos podrá prever qué empleados serán más rentables

   el año que viene

• Detectar transacciones fraudulentas

• Encontrar clientes potenciales basándose en comportamientos

   en las redes sociales e interacciones web

• Predecir el tráfico urbano.

• Hacer prediagnósticos médicos basados en síntomas del paciente.

• Detectar intrusiones en una red de comunicaciones de datos.

• Decidir cuál es la mejor hora para llamar a un cliente.